Un agradecimiento

Durante mi juventud tuve una cirugía mamaria, la cual resultó ser un problema en mi vida, ya que me produjo siempre un aspecto personal muy desagradable y mis senos quedaron sin forma. El trauma que me produjo, me llevó a callar por el resto de mi vida, pensando siempre que mi problema ya no tenía solución.

No fue sino hasta que apareció un ángel en mi camino, la Dra. Madelein Centeno Rodríguez, que me motivó a realizarme de nuevo una cirugía reconstructiva, que me ha cambiado mi vida. Mi autoestima se vió recuperada, mi satisfacción personal es enorme, mis dolores desaparecieron y hoy me siento linda y feliz.

Este testimonio quiero expresarlo, para que sea tomado por aquellas personas que se encuentren en una situación como la que yo viví.

Un agradecimiento, primero al Señor, y luego a esta querida profesional, que con su carisma, su humanidad y buen corazón, ha hecho de mí y de muchas personas, seres seguros y felices. Doctora, que Él Señor la bendiga siempre, y le dé muchos éxitos en su vida personal y profesional. Usted se lo merece.

 

Con todo mi agradecimiento, cariñosamente,

Patient: 
María Esperanza Bogantes Arroyo